domingo, 20 de noviembre de 2016

Ha llegado la hora


Ha llegado la hora de reconocer, mi amor
que esta ciudad me ha devorado
lo ha hecho sin tregua ni aviso
y aquí me tienes, que quieres
Perdida y sola, muy sola.

En las tardes como hoy  te extraño
como se extraña el  tiempo perdido
ya no me importa el pasado
solo el futuro que intuyo
incierto y lejos, muy lejos de ti.

En la ciudad apenas quedan ya amigos
y he de reconocer que me siento
a que mentirte, como en una isla desierta
como un naufrago olvidado
como una brújula que ya no marca el norte.

Sigo soñando a veces, no creas
y mis niños me esperan cada viernes
que  acudo con mi nariz de payaso
y mis sueños de mundos lejanos
pero después me espera la soledad maldita.

Y si hay mucha suerte el fin de semana regala
visita de mis sobrinos
no imaginas como los extraño en las tardes como hoy
pero supongo que la vida es esto, mi vida,
todo lo que ocurre mientras yo te sueño.

Ojalá visites pronto la ciudad
para enseñarte esos lugares que nunca visito
lugares para soñar
en una tarde de noviembre
junto a una buena taza de té caliente.


domingo, 6 de noviembre de 2016

Escríbeme un verso



Escríbeme un verso
donde acomodar mi sonrisa
te extraño tanto
en estos días inciertos
de miedos y hospitales
de soledad sin caricias.

Los días pasan despacio
en este noviembre
que viene de nuevo
cargado con sus cuchillos
dispuestos a destrozarnos
al doblar una esquina.

De vuelta a casa
caminando por el parque
el otoño me hechiza
mientras sueño una huida
que me lleve al país
donde habitan  tus sueños.

La vida seguirá pasando
yo te seguiré  soñando
no habrá tiempo de despedidas
ni recuerdos lejanos
solo un poema pendiente
en un  viejo café perdido.

domingo, 23 de octubre de 2016

Poema perdido



Como un poema perdido
en el fondo del bolsillo
de ese abrigo
que ya nunca visto.

Como esa brújula azul
que ya nunca marca mi norte
y ese bar donde ya no te espero
en el que me abordan sueños nuevos.

Sueño con huir lejos
olvidar por siempre recuerdos
y abrazar el tiempo
donde la nostalgia no existe.

Pasear sobre la húmeda arena
sentir el  viento en tu rostro
y cosquillas en  mi vientre
caracolas en el pelo.

domingo, 16 de octubre de 2016

El deseo que pasa


Baten las mariposas sus alas
cuando paseo camino
a los sueños que dejé olvidados.

Y junto a este bosque suenan
bandadas de gorriones
que se agolpan en mi pecho.

Quiero huir de este otoño
llegar donde el reloj
ya no marca las horas.

Abrazar  las montañas
soñar que me esperas
mi pequeña y dulce mentira.

Como  un vaso  de cacao
con miel y estrellas
como sentir el deseo que pasa.

viernes, 14 de octubre de 2016

Llueve

Llueve,
y la lluvia me trae nostalgia
y recuerdos que no fueron.

Llueve,
y la vida se parte en dos
mientras yo sueño.

Llueve,
y extraño tanto
esa nueva escapada pendiente.

Llueve,
y esta tarde de viernes
me esperarán sonrisas.

Llueve,
pero que quieres,
aquí muy cerca mis niños mueren.

Llueve,
y aunque hoy sonrío
el mundo llora.

Llueve,
y allí en Siria
más niños mueren.

Llueve,
yo escribo un poema
y el mundo parece amable.

Llueve,
pero aquí muy cerca
el mediterráneo es cementerio.

Llueve,
y yo te extraño
Aún sin saberte.

Llueve,
y el cáncer mata
personas e ilusiones.

Llueve,
pero aquí me tienes,
guardando besos en el silencio.




domingo, 9 de octubre de 2016

Calma


Tú la calma del mar
yo la furia del viento
y fuimos a encontrarnos
en la mitad de un silencio.

Tú calmas mis miedos
yo guardo tu sonrisa
hemos buscado las almas
en los atardeceres dormidos.

Tal vez no haya reencuentros
tal vez fue solo un sueño
solo letras que bailan
bajo sueños dormidos.

lunes, 3 de octubre de 2016

Recordando a Miguel Hernández.


He de disculparme, puesto que han pasado ya algunos días del aniversario de su nacimiento, pero sirvan estas líneas de pequeño homenaje. Grandes letras más actuales que nunca. Grandes y tristes letras que hoy tomo prestadas por su gran belleza, y que ojalá nadie tuviera que repetir:

MIGUEL HERNÁNDEZ

30 de octubre de 1910
28 de marzo de 1942

Tristes guerras
si no es amor la empresa.

Tristes. Tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.

Tristes. Tristes.

Tristes hombres
si no mueren de amores.

Tristes. Tristes.