miércoles, 12 de noviembre de 2008

Huída


No sé si a ustedes también les sucederá, el caso es que hoy es uno de esos días que mi mente, y también mi cuerpo, me piden huír. Y supongo que ésta es la única forma que tengo de hacerlo. Huír del trabajo, de los tedios de cada día, del soñar sueños imposibles para intentar hacerlos realidad de una vez por todas.

Y aunque cuando despierto me encuentro en el mismo lugar de cada día, supongo que cada vez se imagina todo un poco más cerca. Ese poder despertar una mañana a su lado, un paseo en las tardes de otoño, un cambio de trabajo, un bombón de chocolate, un buen poema, su sonrisa...

Pero al final, son cosas que todavía no han llegado, como tampoco lo ha hecho mi huída, como tampoco lo hará el 20 de diciembre.

El caso es que a una le queda el derecho a imaginar un mundo mejor en el que encontrarse en este momento. Mejor acompañada, eso sí.

Y puestos a huír, me voy a pasear por el mar, a ver un atardecer, sin prisas, sin miedos, sin los agobios de todos los días, soñando mundos mejores...

Escapé hacía el azul del océano,

buscando una respuesta,

y escondido en una ola te encontré,

soñando con corales

y princesas que naufragan en tu mar.

Con corales que sonríen,

a estrellas fugaces que vuelan lejos.

Me miraste y me envolviste

mientras bañabas mi piel

siempre con tu dulce olor a sal,

y la arena tibia me secaba.

Lejos de allí, muy lejos,

la ciudad se deshacía por momentos,

sin límites ni esperanza.

Y yo te ofrecí mi mano,

Lejos, en nuestro mundo azul,

los sueños se cumplieron

y el mar me volvió a abrazar.

16 comentarios:

El Tigre de Mompracem dijo...

Hola amiga!. Estaba preocupado por si no habías cogido el tranvía para salir de Calle Melancolía

Emprende esa huida!. Ya sabes que llegar a Ítaca quizás sea lo de menos!

Se te echaba de menos

Besos

MARIO ALONSO dijo...

Sara... yo creo que ya no volveremos a huir de nada. Remaremos hacia el futuro, buscando la felicidad, pero no como escapatoria, sino como finalidad...

Y si nos perdemos, mientras alguien nos da la mano, yo te daré la mía y cogeré la tuya...

Ánimo, amiga!!! Un besazo

Fernando dijo...

he huido del señuelo pero su sombra es tan grande que crece con mi miedo...besos de sándalo.

yo mismo dijo...

huir de las cosas de siempre buscando un lugar distinto... no sólo es cosa de ismael eso de las huidas, también son nuestras, también es mía. yo sueño con huir del tedio de los días que son iguales y no te dejan respirar... igual que tú.

hazlo, corre... sal pitando y luego cuéntanos. hay cosas que no llegan, porque no es el momento, porque son imposibles... y otras somos nosotros las que podemos hacerlas realidad. anda, muévete y lanza una cuerda lejos, que te lleve a algún sitio que puedas contarnos... al que todos vayamos contigo, como esta vez al mar...

un beso.

Gema dijo...

Que bonito poema.
También me pasa que hay días que sentí la necesidad de cambiar la rutina, de coger el coche para ir al trabajo y en vez de torcer la esquina, seguir para adelante a las playas de Cádiz.
Te invito a pasar por mi blog, creo que hay algo que te va a llevar a peumayen, lugar soñado.

Lucina dijo...

Hermoso tu escrito, sigue adelante con tu huida, que a veces no es necesario partir, sino que basta con un poco de imaginación, buena música y poesia para volar a tierras lejanas y momentos mágicos.
Un beso

hawkeye dijo...

en ocasiones, no es bien bien que queramos huir, simplemente es que nuestro yo interior necesita paz y tranquilidad... Besos

Ladrón de Guevara dijo...

Yo sueño también con esa huida. Y con encontrar a Mar al lado cuando lo haga.

Bien dices que se debe soñar, pero también perseguir los sueños, así que no dejes de hacerlo.

Un saludo.

Alatriste dijo...

Si te vas a escapar, llévame contigo por favor. No soporto más esta soledad. Te prometo ejercer el papel del mar y abrazarte. Un beso enorme, niña y gracias por estar ahí. Hasta pronto.

javixu dijo...

Pues a mí también me gustaría huir, jo!!
Alguien quiere apuntarse?

Laurita dijo...

El mar siempre está ahí para abrazarnos


Un beso

ivan (paranoico) dijo...

La eternidad es un sueño.. por eso emociona tanto... creo...

Sole dijo...

Que hermoso lo escrito...sera que el mar nos da esa serenidad, ese juego de colores segun los reflejos de luz,nos insista a soñar, nos abraza...

Es muy bueno dejarse llevar y huir de la rutina

Como que no han llegado sonrisas?? Te mando una enorme sonrisa y abrazo desde la otra orilla, espero llegue

May dijo...

si, de ahi mi pequeño homenaje. Es una incongruencia vivir en un mundo donde un supuesto profesor alegando libertad de catedra pueda decir que lorca era un fascista mientras un insigne poeta como garcia montero haya sido condenado por injurias por mentar al otro como imperturbable...triste mundo.
un beso guapa, nos seguimos viendo por nuestros blogs

Ansha dijo...

Huye y no mires atrás, respira hondo y siente que puedes cambiar las cosas, date un guiño de vida y espera,escucha a tu corazon y encontraras lo que buscas...pequeña criatura, mereces ser feliz, estar, soñar, caminar y entender que gracias a ti muchas personas encontramos motivos para sonreir.

Alatriste dijo...

Gracias por seguir mi historia. Me alegra verte y saber de ti. Sigo esperando que me aceptes para tu huida. Je, je, je. Un beso muy grande y cuídate.