domingo, 14 de diciembre de 2008

A mi abuela

Nadie le hizo caso cuando aquel 28 de noviembre sus huesos chocaron contra el suelo y dijo: "Esto es la muerte, que viene a buscarme". Pero ella supo que era el principio del fin.
A veces, cosas como estas ocurren en días especiales. El final todavía tardaría unos días en llegar, y quiero pensar que aquel 28 fue el final para ella, pero quizás el principio para otras personas. Creo que es la forma en que debo verlo, tal vez la única forma posible, para seguir adelante y ser capaz de sonreír. Pensar que tal vez este sea un nuevo principio. Y aunque sé que la voy a echar de menos, necesito creer que tal vez ella pueda ahora volver a ser féliz, completamente féliz, después de mucho tiempo... Nunca he tenido una gran fé, pero quiero creer que el abuelo hace ya mucho que la esperaba, y ahora ha llegado su momento, el de los dos. Tal vez incluso haya podido abrazar a la madre a la que jamás conoció. Sé que no quería morir, pero también sé que no quería vivir así. En el hospital me dijo que tenía miedo a la muerte, que qué iba a hacer sin nosotros... Yo tampoco sé que voy a hacer sin ella, que no sólo fue abuela, sino también madre y amiga...


A MI ABUELA GENE


Tenías 89 años intensamente vividos,
un cuerpo roto y cansado
cubierto de piel de seda,
huesos desquebrajados y tristes,
y recuerdos de una guerra inútil
en la que el soldado Antonio
te escribía versos y acariaba su guitarra
en medio de las trincheras.
Nunca entendió bien aquello de la guerra.
Tenías los ojos pequeños
y ciegos de tanto de llorar.
El corazón enfermo de tanto dar.
Y todos los dolores de una vida
que la morfina no lograba mitigar.
Nos regalaste tu vida sin pedir nada más
que caricias y abrazos
que no siempre te supimos dar.
Te fuiste despacio y sin ruido,
buscando las alas de ángel
que perdiste al nacer.
Que te devuelven hoy.


20 de mayo, 1919
9 de diciembre, 2008

18 comentarios:

Fernando dijo...

un beso...

Gema dijo...

Lo siento
Recibe un fuerte abrazo de corazon.

Monica Binsou dijo...

que las alas que vuelen a su dueña te cobijen siempre, se que sera asi!!!
un abrazo!!!

Nenhari dijo...

Lo siento mucho

Besicos

Dejate llevar dijo...

AniMo!
Las abuelas siempre son algo muy esencial en nuestras vidas:)! yo creo que etsoy un poco loca pero muchas veces hablo cn ella.. por si me escucha:) igual así te sientes mejor !
Un besoOO!!

Andina dijo...

Ayer murió mi amigo, el que me presentó a mi marido, el que me inici´´ó en eñl camino de los daikiries, el padrino de mi primer hija, en fin. Mi amigo, con solo 31 años. Creo que hoy puedo verdaderamente acompañarte en este dolor, el dolor de decir: hasta aca caminamos juntos. Pero creo que también puedo acopañarte desde la fe, y creer que en algun lado, no se en cual, pero en algun lado nos están acompañando.
Un abrazo, fuerte, apretado, lleno de cariño. Andi

Ansha dijo...

Se me han caido varias lagrimas...creo haberte visto y sentido leyendo tus versos...es precioso y demuestra el profundo amor que llevas dentro. Creo que tu abuela te amaba profundamente y estaria muy orgullosa de ti.
Un fuerte abrazo

K@ri.- dijo...

un abrazo, fuerte, muy fuerte...
seguro es como vos lo contas... ahora esta nuevamente feliz, naciendo en ese lugar donde los k la kieren tambien la esperan.
un abrazo y muchos besos

Ladrón de Guevara dijo...

No dudes de que todo final es el principio de algo nuevo. Tanto para ti, como para ella.

Ánimo.

El Tigre de Mompracem dijo...

Un beso muy fuerte!
Su recuerdo hará que siempre viva contigo.
Ahora es tiempo de vivir la vida, que es lo que ella querría para su nieta, su hija, su amiga
Un beso

eigual dijo...

Siento mucho lo de tu abuela. Yo también perdí a la mía hace ya algunos años y parece que fue ayer. A ella, a veces, la meto dentro de mis poemas, con la certeza de que ella desde algún lugar pueda escucharme.

Eigual - www.escriboaqui.es

Sara dijo...

Gracias, gracias a todos por vuestros comentarios y ánimos, que me llegan con fuerza.

Intentaré responder a todos, pero, por si acaso, allí va este beso enorme para todos.

Sara

hawkeye dijo...

vivirá siempre en el recuerdo y en el corazón de las personas que como tú la quisieron tanto... Lo lamento, de veras... un abrazo y un beso enorme...

yo mismo dijo...

:) me has emocionado. lo mejor es pensar en ellos con una sonrisa, con la certeza de que han estado aquí, que de un modo u otro han dejado su huella en nosotros, su luz... y que nosotros ahora llevaremos su recuerdo donde quiera que vayamos.

un beso.

Alatriste dijo...

Amiga, sin duda es lo mejor que he leído de ti desde que tengo la inmensa suerte de conocerte.
Me has dejado sin palabras, estremecido por tanto sentimiento. Es muy hermoso lo que has conseguido transmitir con unas pocas palabras.
¡Enhorabuena!
Sin duda tu abuela estará muy orgullosa de ti. Me identifico contigo, porque yo también tuve una relación muy especial con mi abuela materna y sé lo duro que es.
Te mando mi apoyo más incondicional y de nuevo mi ofrecimiento de que puedes contar conmigo.
Hay una huida pendiente. Despliega tus alas y atrévete.
Un beso muy grande, cuídate y feliz Navidad.

Regina dijo...

No sé qué decir. Tus palabras me han hecho llorar.

Lo siento. Lo siento de verdad. Aunque quizá es cierto que ahora le han devuelto sus alas.

Un abrazo

MARIO ALONSO dijo...

Sara... lo siento de corazón.

Tus palabras me han calado hondo, has erizado mi piel, me he sentido tú, y he llorado contigo.

Ella ahora estará junto a su esposo que la esperaba, y desde allá os seguirá mimando.

Un beso fuerte.

Helena dijo...

El nudo que has puesto en mi garganta es tan fuerte que me duele... La pena de hoy será sonrisa, mañana, al recordarla a ella cuando no había dolor.
Un beso y encantada de conocerte.