domingo, 16 de enero de 2011

Lunes

Lunes. Y como de costumbre
sabor a café en el fondo del Universal
pasan algunos minutos de las cuatro
mientras impaciente, yo espero la hora
en que no te eche de menos.

Pronto pasará. Dentro de unos minutos
mil pequeñas sonrisas se acercarán.
Después del martes, se hace larga la semana
esperando de nuevo, poesías de lunes
y tardes de juegos que ayudan a no pensar en mí.

Aunque ahora ando pensando, este bar me recuerda a tí.
Creo que sólo estuvimos una noche
tu cama ofrecía mejor café y ese punto de canela
aunque hoy deje un triste sabor a nostalgía.
Me pregunto si algún día te volveré a ver.

Ya se acerca la hora de marchar. No me va a venir mal
dejar de recordarte aunque sea un instante
dejar de soñar, fingir que no duele
y aunque sea mentira
ya no quiero acordarme.


..."Ahora ya no me acuerdo
ni de risa
ni de tu prisa
ni que botón de mi camisa
desabrochabas primero..."

7 comentarios:

Ale dijo...

Tanto tiempo sin escribir que estuviste, pero un día volviste :)

Hoy releyendo viejos comentarios me encontré con uno tuyo donde me decías que alguna vez nos tomaríamos un café, de algún modo extraño, a la distancia y con los horarios entrecruzados.

Queda pendiente, no lo olvido :)
Espero que estés bien, te mando un beso desde la lluviosa Buenos Aires.

ROP dijo...

Echaba de menos tu poesía...

Un abrazo fuerte

Rodolfo Serrano dijo...

Qué bien reflejas la espera del café... me encanta.

Horacio Holiveira dijo...

Cuando te leo me vienen a la memoria esos minutos, o incluso esos lunes, que duran una eternidad.

Un saludo

Sara dijo...

No saben cuánto les agradezco sus palabras, pero sobre todo, que sigan ahí después de tanto tiempo. Un abrazo para todos de corazón, y gracias especiales a Rodolfo por sus palabras y por perderse por aquí.
Ale, todavía no tengo claro como hacerlo, pero sin duda, tenemos ese café pendiente.

Caso Encontrada... dijo...

me gusto

Paula dijo...

http://decreixent.blogspot.com/

Passa per aquí i ens agreguem per difondre