miércoles, 6 de junio de 2012

6 de Mayo

Tenía los ojos oscuros,
tristes y pérdidos,
cuando estaba sin tí.

Alguien la vio mirando a la mar,
sentanda en una roca,
mirando hacía ningún lugar.

La sonrisa en los labios,
la lágrima en la mejilla
y el silencio sentado a su lado.

Nadie jamás le preguntó,
tan solo estaba allí,
esperándote a tí.

Y cada noche te sueña,
imagina tu voz,
y tú, tú jamás lo sabras...



5 comentarios:

Gab Mateosian dijo...

Me dio un escalofrio ...

P dijo...

Cuántos amores escondidos, cuántos amores clandestinos. Bonito texto. Abrazos.

Ladrón de Guevara dijo...

Y yo sin regresar por estos sitios creyéndo que ya no escribías.

En cualquier caso, me alegro de que no sea así.

Cuídate.

Rodolfo Serrano dijo...

Siempre se sabe...

Sebas dijo...

me adhiero a rodolfo... con el tiempo, siempre se sabe!