jueves, 28 de agosto de 2008

Ya les hablé de que hoy el día en la ciudad estaba un poco triste. Así que he pensando en dar un paseo por el infinito, quizás a alguno de ustedes les apetezca pasear conmigo.

Quiero llegar hasta las nubes más dulces, buscar entre ellas y escoger la más blandita. Si quieres, si un día también te apetece perderte, tan solo tienes que decirlo, yo te enseñaré el camino y me perderé entre tus brazos.

2 comentarios:

Francisco alvarez dijo...

Gracias por visitar mis escritos.
Me alegra que te gusten.

YO si quieres te acompaño, tengo algunos buenos amigos allí,tambien conozco algunos buenos lugares para pasar a mirar,estuve el año pasado, la verdad que me encantó.

damian varea dijo...

Claro que me perdería en tal lugar, pero, por favor, que alguien borre el sendero de vuelta a casa, que no querré volver una vez allí
Un saludo enorme